Testimonio de Natalia Gaitán

Soy Natalia Gaitán, jugadora de fútbol del Valencia CF Femenino y de la Selección Nacional de Colombia.

En octubre de 2015 sufrí un fuerte golpe en un partido de fútbol que me ocasionó múltiples traumas en la boca. Estuve dos meses sin poder jugar, sólo podía comer cosas liquidas o muy blanditas.

Las consecuencias del trauma permanecieron aproximademente dos largos años hasta que el estado de mis dientes volvió a ser lo más parecido a como los tenía antes del accidente.

Desde entonces, siempre he usado protector bucal en los partidos. Así mi juego tiene seguridad y concentración. Si recibo un golpe en la boca, el protector ayuda a reducir la fuerza del impacto. Disminuye, por tanto, la posibilidad de sufrir un nuevo trauma.”

 

 

deporte y prevención

Riesgos y lesiones de los deportistas

prevención y deporte

El fútbol es un deporte de colaboración – oposición, en el que determinadas circunstancias del juego tienen un elevado componente de azar en función de la interacción de los futbolistas entre ellos y con la disputa del balón. Ese componente de azar, junto con el contacto físico, hacen que existan riesgos de lesiones en los deportistas que lo practican. Las caídas o choques son relativamente frecuentes, por lo que puede que en algún momento se produzca un impacto que dañe la zona de la boca.

 

natalia gaitán

La Sociedad Española de Odontología del Deporte (SEOD) ha clasificado como deportes de riesgo alto al fútbol, junto con las artes marciales (jiu jitsu, judo, karate, taekwondo…), el boxeo y el kickboxing de contacto, el rugby, el hockey, y el baloncesto, entre otros.

Por este motivo, hay muchos deportistas -ya sean profesionales o aficionados- que llevan protectores bucales para proteger sus dientes de choques o caídas fortuitas.

Protectores bucales

Un protector bucal es un aparato que se coloca en la boca y sirve para protegerla de las lesiones que se pueden producir durante la práctica de una actividad deportiva. Su función es la de amortiguar los posibles golpes y así preservar tanto los dientes como los tejidos blandos de la boca. Su uso se recomienda tanto para niños como para adultos.

Existen tres tipos de protectores bucales: el estándar, los semi adaptables, y los fabricados a medida. Natalia utiliza un protector fabricado a medida por el dentista de manera totalmente personalizada, mediante unos moldes tomados personalmente al paciente, que se adapta y ajusta perfectamente a la anatomía dental y maxilar, por lo que son mucho más cómodos, no se caen, permanecen en la posición original, respetan la oclusión normal del paciente, y permiten la comunicación durante el juego. Y, sobre todo, cumplen su función principal: protegen de manera efectiva los dientes y tejidos blandos de la persona que los lleva.

protector bucal a medida
protector deportivo