Cómo cuidar tu implante dental

implante dental en Riba-roja

Un implante dental es una raíz dental artificial que proporciona una base permanente para los dientes de reemplazo. Está diseñado para verte, sentirse y funcionar igual que tus dientes naturales, pero requieren algunos cuidados especiales. Vamos a echar un vistazo a los cuidados después de un implante dental en Riba-roja para asegurarte de que tus implantes se mantienen sanos y fuertes. 

Rutina de cuidado diario 

Al igual que con los dientes naturales, cepillarte los dientes dos veces al día y usar hilo dental una vez al día es esencial para mantener tus cuidados posteriores a un implante dental en Riba-roja. Debes utilizar una pasta de dientes apropiada para mantener el implante limpio y libre de placa. Además, utiliza un cepillo de cerdas suaves para evitar dañar la superficie del implante o irritar las encías que lo rodean. Cepilla con suavidad para no arañar la superficie de la corona o el pilar.  

Evita determinados alimentos y bebidas 

Es importante que evites los alimentos duros y crujientes que puedan dañar el implante, así como los refrescos azucarados y las frutas ácidas, que pueden erosionar la superficie del esmalte con el tiempo. Ten cuidado también al masticar cubitos de hielo u otros objetos duros que podrían dañar tu implante dental o astillar el esmalte de tus dientes verdaderos. Evitar este tipo de alimentos te ayudará a garantizar que no sólo tus implantes dentales se mantengan en buen estado, sino también tus dientes reales. Además, beber mucha agua a lo largo del día ayuda a eliminar las partículas de comida, lo que también puede reducir la acumulación de placa.  

Revisiones periódicas 

Además del mantenimiento diario, las revisiones periódicas son fundamentales para cuidar un implante dental. Es importante que visites a tu dentista cada seis meses para que te realice limpiezas y revisiones y pueda detectar a tiempo cualquier posible problema. Durante estas visitas, el dentista también puede recomendar radiografías para poder ver en profundidad el estado del implante. 

Conclusión

El cuidado de un implante dental requiere más atención que el cuidado de los dientes naturales; sin embargo, si se hace correctamente puede durar muchos años sin necesidad de sustitución o reparación. Siguiendo una sencilla rutina diaria (cepillarse los dientes dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y usar hilo dental una vez al día) y evitando los alimentos duros o pegajosos y las bebidas ácidas como los refrescos o los zumos de frutas, podrás mantener sanos tanto los implantes como los dientes naturales durante muchos años. Con el cuidado y el mantenimiento adecuados, podrás disfrutar de todas las ventajas de un implante dental sin preocuparte por posibles daños debidos a los malos hábitos de higiene bucal.

También te puede interesar

Estética dental

La estética dental mejora tu sonrisa. Su consecuencia es que corrige los defectos de la boca La estética dental mejora tu sonrisa, corrige los defectos,

Leer más »

Periodoncia

La enfermedad periodontal es una patología, que si no se cuida puede llegar a perder el soporte de los dientes. Es importante la prevención y

Leer más »

Endodoncia

Con la endodoncia se conservan las piezas dentales propias, por tanto con esta técnica se descarta la extracción. Se utiliza cuando está afectado el nervio

Leer más »
Whatsapp

Ahora también puedes preguntarnos por Whatsapp.

Como llegar

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
CLINICA CEDES
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?