Cuidar de tu boca es una forma sencilla de mantener todo tu cuerpo sano. Es tan simple como cepillarse los dientes al menos dos veces al día, comer sano, no fumar ni abusar del alcohol y visitar periódicamente a tu dentista.

Las caries y las enfermedades de las encías se pueden prevenir y la prevención ahorra dinero

 

Lo que sí y lo que no debes hacer